ElNac_20090928_ciud2_5_504

compartimos con nuestros lectores estos momentos aciagos de la justicia venezolana.