A Chávez las cosas no le salieron muy bien en el último mes.
Más bien, está de escribirle cartas de recomendación a sus aliados, así de mal.
Una vez más se viste de cordero. Ayer en su Aló Presidente nos mostró su rrrostro nuevo (con 3 erres a propósito) revisión, rectificación y reimpulso; cambió parte de su gabinete (por lo visto más talibán), pidió incluir a la clase media en la revolución, en fin, una reflexión que le llevó un mes para mostrar su rostro de presidente al que tan sólo le quedan 5 años en el poder.
Lo que se vislumbra no es bueno. Alta inflación, más poder para PDVSA (que se ha convertido en un gobierno paralelo al tratar hasta los temas alimentarios), desprestigio internacional y hasta apariciones en revistas de moda masculina, darán de qué hablar en los próximos tiempos.
Por lo pronto, estudiosos del mundo social como Luis Pedro España y Luis Vicente León, desmontan las elecciones del pasado mes de diciembre, le dan lecciones de comprensión social.
Ya veremos qué aprendió de sus promesas…